La ramera

Semana 41, octubre 2013

Gigantes y cabezudos

TWITTER RSS
         

2013_semana41_gigantes_cabezudos

“Trajeron mogollón de estrellas, que al fin y al cabo es lo que le interesa a la gente”. Eso es lo que piensa un famoso crítico español sobre el público que asiste al único festival de cine de categoría A que hay en España, el de San Sebastián. Supongo que, paradójicamente, a la gente que le interesa más el cine, lo encuentra en las categorías inferiores, en festivales más pequeños. Por suerte no siempre se cumple esta regla, el Festival de cine de Locarno también es de primera categoría y le interesa más el cine que las estrellas.

Pete Travers, crítico de la Rolling Stone, siempre dice lo contrario a lo que pienso. Algo que me parece digno de estudio porque parece estadísticamente imposible. Por ejemplo, comentó que La jungla 2 es una secuela más ‘grande’, pero que realmente no es mejor porque el efecto sorpresa ya no existe. Muchas secuelas suelen ser mejores precisamente por eso, porque se elimina el factor sorpresa y desaparecen las pretensiones. La secuela de Jungla de cristal viene a ser exactamente lo mismo, pero más grande y más aparatoso. Cuando limpias de pretensiones una película, te queda el ambiente festivo. Ese es uno de los motivos de que el dicho de las segundas partes nunca fueron buenas sea una falacia. Depende de cada caso. De todas formas, en el caso de Jungla de cristal, las cuatro son grandes, al menos a nivel de coste de producción.

Quizá ando equivocado, pero no me gusta pensar en películas grandes ni pequeñas, o al menos es algo que pasa a un segundo plano. Cada película ayuda a dibujar el discurso de un director, el mapa de un género o el contexto de una época. Aunque viendo la masacre del gobierno con las ayudas del cine, vamos encaminados hacia películas mastodónticas o raquíticas. Robert Bresson ya avisaba hace décadas que el porvenir del cine está en una raza nueva de jóvenes solitarios y testarudos que rodarán invirtiendo hasta su último céntimo y sin dejarse engañar por las rutinas materiales del oficio. / Quinta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

nariz