La ramera

Semana 37, septiembre 2013

Síndrome John Waters

TWITTER RSS
         

2013_semana37_sindrome_waters

 

El vintage se acerca peligrosamente a la época actual. Como en el cine, que dentro de poco harán remakes de películas que se harán en el futuro. Cada año se llevan cosas menos antiguas, y dentro de poco entraremos en un círculo donde lo que está de moda es ya demodé. Por otro lado, si ves tus fotos de hace veinte años y no piensas en la mala pinta que llevabas, sino que te vestirías así, entonces puede que no seas vintage, sino hipster. El hipsterismo es ese mundo paralelo donde te pones papel celo en las gafas y crees que es lo suyo. Hay muchos intentos por clasificarlos, parece que es una mezcla entre vintage, ecologista y amante de las nuevas tecnologías; pero ya me pierdo, los límites entre unas etiquetas y otras son ya muy estrechas, a veces es difícil distinguir a un hipster de un vagabundo.

Algunos están contagiados por el síndrome John Waters, que viene a ser ese estado donde las cosas llegan a ser tan feas que se vuelven bonitas. El feísmo ha tenido mucho de crítica social y cultural, ya fuera en la época de Goya, con el movimiento pop, o por ahí por donde se prodigara. Las cosas feas han estado mucho tiempo en el territorio de la serie b, de los escenarios de cartón y la carne picada, pero poco a poco van cruzando la frontera, se van pasando al territorio del canon establecido y se dejan el sentido crítico y la ironía por el camino. A veces se fomenta incluso desde las instituciones. Si el pensamiento único ya es feo, ahora también es feísta. / Quinta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

nariz