La ramera

Semana 43, octubre 2012

Problemas de tipo griego

TWITTER RSS
         

2012_semana43_problemas_tipo_griego

Echar la misma papeleta en la urna cada cuatro años no es un signo de lealtad. Puede ser incluso una cuestión de alevosía. Un amigo japonés se pilló un buen mosqueo leyendo una crítica sobre El ocaso del samurai de Yamada. El crítico decía que el protagonista había salido del camino del samurai porque sus señores y compañeros se habían infectado. Mi amigo decía que el protagonista había renegado de sus señores pero seguía el camino. De esto habla también ¡Piratas! de Peter Lord. No se trata de lealtad hacia alguien sino hacia unos valores. Como si Godard hubiera ido a recoger el Óscar honorífico o hubiera aceptado la invitación del Festival de Cannes.

En realidad, cuando un samurai pierde a su amo o nace sin él se convierte en un ronin, como Toshiro Mifune en Yojimbo o Alain Delon en El silencio de un hombre. Cuando el poder entra en decadencia es mejor seguir el camino del samurai sin dueño. En ese sentido, Godard es también una especie de ronin. Con la que está cayendo decidió desmarcarse de los círculos de poder y de paso denunciar la situación de Grecia. Ese es el estilo de la tripulación de piratas de la película de Peter Lord, fieles al día del Jamón, a su dodo, al sable afilado, y pasando de ese gran premio a pirata del año, porque el reconocimiento no solo tiene que tener forma de calvo con espada bañado en oro. / Quinta

Comments are closed.

nariz