La ramera

Semana 40, septiembre 2012

Príncipe blue

TWITTER RSS
         

2012_semana40_principe_blue

Hace poco me topé con la expresión “to get your groove back”, algo así como recuperar tu chispa, volver a estar en la pomada, o encontrarte de nuevo. El artículo hablaba de Matthew McConaughey, quien después de hacer veintiocho papeles manidos de conquistador, ha buscado otros afortunados caminos con De culo y cuesta abajo, Bernie y Killer Joe. Los guaperas tipo McConaughey están perdiendo su sitio, se están disipando los estereotipos masculinos y también los de mujer heterosexual, esposa, madre, femme fatale o florero. Los productores se exprimen la sesera para buscar nuevos hombres para las mujeres, y los que están ganando terreno son los macarras petados con un punto de sensiblidad, como Tom Hardy. También se está trabajando mucho en el whimpster, hombres débiles que aprovechan su propia inseguridad para conquistar a las mujeres, ese tipo al que toda chica quiere cuidar.

En el cine de Darío Argento la protagonista es la mujer. Aunque muchas veces no salgan bien paradas, sí que suele mostrar a mujeres muy independientes. En Rojo oscuro, por ejemplo, aparece una periodista soltera con una tremenda personalidad. Rojo oscuro se estrenó en 1975, y ese mismo año Argento tuvo a su hija Asia, que le salió actriz, directora, modelo, escritora, pintora, fotógrafa, dj y es un buen ejemplo de mujer autónoma. Solo hay que verla en Boarding gate de Olivier Assayas, una película hecha a su medida, donde aparece peligrosa, sin ataduras, orgullosa de su poder de atracción. Precisamente Assayas suele dirigir películas protagonizadas por mujeres realmente independientes. Los franceses tienen una buena historia detrás en este sentido. Ya en los sesenta, Agnès Varda se puso el brazalete de capitán, haciendo películas con mujeres protagonistas que no andan detrás de un Gary Cooper. Los fabricantes de hombres-modelo tienen que tomar buena nota de ese tipo de cine, porque las mujeres ya no necesitan príncipes azules que las cuiden, ni whimpsters a los que cuidar. / Quinta

Comments are closed.

nariz