La ramera

Semana 21, mayo 2012

A fuego lento

TWITTER RSS
         

2012_semana21_fuego_lento

Un amigo italiano me estuvo explicando el ritual para hacer una pizza en su casa. Entre otros muchos pasos, cuando ya han elaborado la masa, esta se deja en una palangana, se recubre con varias mantas, y se deja en una habitación aislada en la casa. Nadie puede entrar en esa habitación mientras reposa la masa. Todo este proceso es importante no solo para que la pizza salga perfecta, sino también por mantener el rito. El Principito le preguntó al zorro porqué eran necesarios los ritos, y el zorro le respondió que los ritos hacen que un día sea distinto de otro. También habría que añadir que es un elemento de fuerte cohesión social, esas costumbres que nos mantienen unidos frente al caos.

El escritor Manuel Vázquez Montalbán era capaz de introducirte en una trama negrísima que retrataba la transición española y pararse a explicar detenidamente cómo se hace la leche frita. En el caso del cine, no se suele prestar mucha atención a los rituales gastronómicos, a no ser que la película esté enfocada a ese tema. Recuerdo que Scorsese en algún momento le ha dedicado algo de atención, como en Uno de los nuestros, donde explica una receta de salsa boloñesa. También en la serie Los Soprano, la comida y sus rituales están siempre presente en sus vidas. Tony se pasa media serie delante de la nevera o en el Vesubio, y todo esto cobra una importante carga simbólica. De hecho, cuando viajan a Italia y descubren que su comida es diferente, se evidencia el desarraigo que padecen.

Más de una vez he soñado con atravesar la pantalla y sentarme con Heidi y su abuelo a comer pan de pueblo y queso fundido. Para directores como Tsai Ming Liang, Wong Kar Wai o Hayao Miyazaki, el qué, el cómo y el dónde se come han estado muchas veces vinculados a los propios sentimientos de los protagonistas.

La expresión “en pleno siglo XXI” tiene cierta gracia. Es una frase un poco soberbia, como si todo tuviera que estar superado. Precisamente en una época donde se van perdiendo derechos educativos y sanitarios y donde también asistimos a graves “recortes” relacionados con la liturgia en torno a la mesa. / Quinta

 

Comments are closed.

nariz