La ramera

Semana 12, marzo 2012

Épica mundana

TWITTER RSS
         

A veces los remakes y las películas-homenaje provocan cierto interés por las originales. Aunque realmente no sé si esto es la tónica general. No estoy seguro que el que haya disfrutado con The artist realmente valore el cine mudo o aproveche ahora para descubrirlo.

Tenía pendiente de ver Django de Sergio Corbucci y ahora que Tarantino está preparando un remake, he aprovechado para verla. Así después puedo dármelas de listo y podré decir que es mejor la original. La verdad es que es sorprendente la cantidad de referencias que hay en el cine de Tarantino y Rodríguez sacadas de Django. Ya se ha hablado mucho del rollo cinéfago de Tarantino y de sus miles de referencias a la serie B, el cine de artes marciales o el spaghetti western, pero es increíble como han alimentado el cine comercial con su frikismo.

En la presentación del libro La industria de los sueños, el dibujante Paco Alcázar comentaba cómo el cine comercial ha devorado la serie B. Nos están vendiendo serie A con tratamiento de serie B, pero más infantil, sin el componente marginal, y en esa transformación ha perdido la gracia.

Este proceso de inversión de los polos también ha dejado buenas mutaciones. Algunas películas españolas se alimentan de Jess Franco, los tebeos, el género fantástico y mil referencias más. Lo bueno de estas nuevas obras está en su dosis castiza y la mezcla del fantástico con escenas cotidianas, con Nacho Vigalondo como ejemplo más claro. El último en sumarse a la fiesta ha sido Carlos Vermut, autor de Diamond flash. Esta película es algo así como quitarle la épica a un cómic de superhéroes y escudriñar entre los detalles mundanos. Esos pequeños gestos que a veces hacen grande a una película. / Quinta

 

Comments are closed.

nariz