La ramera

Semana 52, diciembre 2011

La revolución del remake

TWITTER RSS
         

La historia de Rajoy y España me suena a película de instituto. El pardillo que ha estado esperando toda su vida en el banquillo porque el entrenador no confía en él. Llega la final y, con el partido en contra, deciden darle una oportunidad. Ahora viene la escena en la que el equipo contrario se le echa encima, Mariano se enrabia y aparece pegando un salto con el balón en las manos y cubierto de pelo. Al final el lanzamiento no pega ni en el tablero y lo manda a la grada. Sería un buen remake.

Nos hemos vuelto locos con tanta fiebre ochentera. Sólo falta que repongan a Torrebruno en televisión. Los jovencitos que vieron películas como Poltergeist o Cortocircuito, son ahora prometedores directores ensimismados con sus juguetes de la infancia. El último boom ha sido Attack the block, una película que hace cine de los ochenta pero actualizando los niños; en vez de ingenuos, son malotes de barrio. Hay algunos que la ven como una película revolucionaria, aunque en realidad solo sirve para salir del cine de subidón un sábado por la noche. No deja de ser una película de Zemeckis con personajes de la Mtv. En Arrietty y el mundo de los diminutos no salen negros defendiendo su bloque, pero también es una película de acción que habla de una minoría marginada que se enfrenta a las adversidades. Quizá la japonesa es menos revolucionaria porque no acaban vitoreando el nombre del protagonista. Viene a ser un proceso de aprendizaje y nos explica cómo nuestra forma de ser y nuestros valores están marcados por el entorno en el que nos movemos. A pesar de todo, se pueden producir cambios. Es posible un entendimiento con la clase de poder, pero el proceso es lento al haber injusticias muy arraigadas. Esto es lo que nos viene contando Hayao Miyazaki, guionista de la película, durante los últimos cuarenta años. El director de Arriety, Hiromasa Yonebayashi, ha hecho un remake, no de una película, sino de todos los valores de su maestro. / Quinta

Comments are closed.

nariz