La ramera

Semana 48, noviembre 2011

#FFB02E

TWITTER RSS
         

Hasta la Revolución industrial solo podían pintar cuatro privilegiados porque los pigmentos eran naturales y costaban un ojo de la cara. Entonces llegó la pigmentación sintética y mucha gente pudo acceder a la pintura.

Este año los fabricantes de cámaras de cine analógicas han anunciado el fin de la producción de cámaras de 35 mm. Se ha dejado de hacer celuloide y ahora todo será digital. La noticia es la confirmación de un cambio no sólo físico sino también social, ya que han bajado mucho los costes y ha permitido que todo el mundo pueda hacer cine. John Cassavetes dijo que no tiene la menor importancia si una película es mediocre o excelente; amaba a cualquier persona que pudiera hacer una película, siempre que pusiera el corazón en ella.

Desde luego, todo tiene sus pros y sus contras. Antes de la pigmentación sintética los colores eran del lugar donde se hacían. El amarillo que tanto le gustaba a Vermeer se hacía en la India con orina de animales alimentados con mango. Hoy en día cualquiera puede pintar un cuadro y hacer cine, pero el amarillo indio ha pasado a ser #FFB02E y muchas películas de terror que se hacen por todo el mundo parecen rodadas en Texas. / Quinta

 

Comments are closed.

nariz