La ramera

Semana 40, septiembre 2011

Mañana cambiaremos el título

TWITTER RSS
         

Apichatpong Weerasethakul ganó en Cannes, Alexander Sokurov en Venecia, y ahora Isaki Lacuesta. Los jurados se posicionan con un cine diferente. Boyero se queda solo. Es el Philippe Gilbert de la crítica de cine, sólo entiende de clásicos. Por más que se esfuerce el crítico de El País, la dinámica de los festivales va cambiando (aunque esto empezó hace más de cincuenta años). Él solo no puede acabar con una muestra de cine, pero para eso ya están los políticos, que este mes ya se han cargado la Mostra de Valencia y, sobre todo, el Festival Punto de Vista de Navarra. Una auténtica desgracia, ya que se había convertido en un referente internacional y había crecido en un 60 por ciento en tres años. El éxito da la razón, sobre todo el éxito económico. No hay política de Estado en este país, lo que hace uno lo deshace el otro y ahora pueden deshacer lo que quieran en nombre de la crisis. Me da a mí que eso de la crisis son los padres.

Estos políticos van dando palos de ciego. Rubalcaba se convirtió en un neoliberal y ahora resulta que busca la izquierda de Gregorio Peces-Barba y Javier Solana. El mercado español ayer no era fiable, hoy sí, y mañana tampoco. El árbol de la vida era una obra maestra total y ahora es un fiasco. El mundo es un reflejo de nuestras cabezas inestables. / Quinta

 

Comments are closed.

nariz