La ramera

Semana 32, agosto 2011

Carne de espectador

TWITTER RSS
         

Hasta hace dos días no sabía quién era Justin Bieber. Resulta que en Youtube hay colgados tres videoclips de este niño con un total de mil millones de vistas, literalmente. Esto es gravísimo. Es como vivir en los años cuarenta y no conocer Lo que el viento se llevó. Bieber ha tenido más “vistas” que Vivien Leigh. Aunque no se pueden comparar los doscientos treinta y ocho minutos de la película de David O. Selznik con los cuatro que dura un videoclip, pero al final vas enlazando un video con otro y pierdes el mismo tiempo. De la ardilla dramática y sus decenas de remakes, pasas al niño drogado por el dentista y continúas con incontables videos que no terminas de entender por qué tienen tantos visionados, pero al verlos también contribuyes a la causa. Charlie bit my finger ha tenido más espectadores que Titanic y Avatar. Siguiendo esta lógica absurda, los padres de Charlie son más listos que James Cameron. Por cierto, me ha costado la misma vida encontrar el número de espectadores que fueron al cine a ver Titanic y Avatar. Sólo se habla de recaudación. Somos carnaca pura.

En sus tiempos, Yasujiro Ozu tuvo mucho éxito de taquilla en Japón, pero el que ve a Ozu hoy en día es un loco. Lo mismo Cameron dentro de sesenta años será el Ozu americano. Cuando nuestros hijos se rían porque veamos cine en 35 mm, una película japonesa en blanco y negro será como las pinturas rupestres. Los 24 frames por segundo serán como las ocho patas de la cabra de Colombier. / Quinta

 

Comments are closed.

nariz